La madera muerta es la vida del bosque. Campaña por la reconversión del sistema de saca de leñas en los bosques campurrianos.

El 70 por ciento de la vida forestal depende de la madera muerta.
Los vecinos necesitan leñas para sus chimeneas.
La gestión forestal del siglo XXI y los derechos tradicionales de los vecinos campurrianos son compatibles.
El señalamiento y saca de leñas debe realizarse sobre árboles vivos. Deben respetarse los monodendros (Árboles muertos en pie), árboles tortuosos, trasmochos, ramosos, de gran porte o con huecos.
Los bosques actuales han tenido siglos de maltrato, con el hacha, el fuego y el carboneo dejaron unos bosques escasos pero diversos.
Tras medio siglo de abandono se han sobredensificado, muy empobrecidos y con muy poca madera muerta.
Gracias a la madera muerta nuestros bosques de Campoo de Yuso están sanos y son amigables para visa silvestre. Los árboles secos y con huecos, en pie o en el suelo dan cobijo a pájaros carpinteros, murciélagos, lirones, hongos lignícolas, mustélidos, pequeños mamíferos, nidos de aves… y multitud de vida.

Las viejas teorías de cortas de policía y leñas muertas y rodadas han sido superadas por la gestión integral e integrada del bosque.
En los bosques franceses, italianos, suizos y británicos se respeta un mínimo de madera seca para mejorar el patrimonio natural.
Las leñas se otorgan sobre árboles vivos para mejorar la salud del bosque.
Se garantiza así un recurso renovable y respeta la dinámica lógica y natural.
El Ayuntamiento de Campoo de Yuso propone a las Juntas Vecinales propietarias de los montes, a la vecindad que aprovechan las leñas y al Gobierno de Cantabria, gestor dasocrático de los montes, que cambien de paradigma.
El reto es hacer unos montes más sanos y mejores, centrando la extracción de leñas para los vecinos en mejorar los bosques controlando los excesos de densidades de árboles vivos, respetando en el monte los árboles secos, añosos, con huecos y la madera muerta natural.
Con medidas como la conservación de claros intraforestales, eliminación de árboles en las turberas, eliminación de hayas competidoras con tejos y robles, entresacas en robledales densísimos de rebollo (Quercus pyrenaica), se mejora el bosque y respeta el patrimonio natural.
Se eliminan competidores a las tejedas y árboles raros en el bosque. Conservan claros que dan diversidad y amenizan el bosque y favorece a los vecinos con leñas adecuadas.
De esta manera se conserva el bosque sano, más diverso más bonito y con mejor paisaje, a la vez que los vecinos disponen de una leña de calidad

Directrices:

  • Respetar árboles muertos en pie o caídos.
  • Cortar árboles en rodales de robledal o hayedo sobredensos.
  • Eliminar competidores alrededor de los tejos o árboles raros ejemplo un manzano en
  • un robledal un roble aislado en un hayedo
  • Respetar la madera caída con hongos lignícolas o líquenes.
  • Respetar la madera en los arroyos.

Para saber más.

Swiss Federal Institute for Forest, Snow and Landscape Research WSL.

Oficina Nacional de Bosques. Gobierno de Francia.

Welcome to the Ancient Tree Inventory.

The Ancient Tree Forum.

Campaña La madera muerta es la vida del bosque

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies